Por cultura general, sabemos que el judaísmo, al igual que el islamismo y el cristianismo, es una religión monoteísta que surgió en medio oriente y que sentó las bases de lo que hoy conocemos como “creacionismo”, la corriente que afirma que el universo y todo lo que hay en él han sido creados por un ser divino. De estas tres religiones monoteístas, el judaísmo es la religión más antigua y solo un país en el mundo la considera su religión oficial, Israel. Y es que el judaísmo se resume en la historia del pueblo judío que con el tiempo sería llamado “el pueblo de Israel”. Importancia El judaísmo se fundamenta en textos sagrados que han sido escritos por personajes que dijeron tuvieron comunicación con Dios y éste fue quien les ordenó registrasen su creación y la difundan entre los pobladores de la tierra. Los textos sagrados, que son varios y datan de diferentes épocas, fueron incorporados a un solo libro, el más famoso de la historia de la humanidad, la biblia. El judaísmo da una idea de cómo fue el primer contacto de Dios con su creación, específicamente con la humanidad. Adán y Eva fueron los primeros seres que habitaron la tierra y fue a ellos a quienes se les inculcaron las primeras enseñanzas de cómo deberían vivir y qué cosas no deberían hacer. La biblia relata que Adán y Eva desobedecieron las reglas de Dios y fueron expulsados del paraíso para, desde entonces, acomodarse a la naturaleza, sobrevivir y multiplicarse. Sus descendientes vivieron varias experiencias en las que fueron asimilando el carácter de Dios y fueron organizándose política, social y económicamente. Su historia relata el encuentro con otras civilizaciones y culturas con las que lidió y hasta llegó a ser esclava y, bajo la promesa de Dios, llegaron a un territorio que en la actualidad es Israel. Desde entonces, fueron expandiéndose por la faz de la tierra y sufriendo todo tipo de injusticias como el holocausto impulsado por Hitler y los conflictos con Palestina. Judaísmo en comparación a otras religiones El judaísmo, ya como un pueblo establecido, tiene como sede Jerusalén, la misma ciudad cuna de las otras dos religiones monoteístas. Este sitio es llamado por el resto del mundo como “tierra santa” por haber tenido tanta conexión con Dios. El judaísmo es importante porque la historia así lo indica. Sentó las bases del creacionismo y dio una imagen de Dios a la humanidad, la misma que es perfecta porque detalla e insta porqué debemos cuidar la creación de Dios y cómo debemos regirnos a las normas y leyes para vivir de acuerdo a los que Dios exige. Particularmente, el cristianismo nace de un hombre cuya religión fue la judía, pues se nació y se crio en un entorno judío y se formó bajo lo que establecen las leyes o textos sagrados. Jesús murió judío, pero inspiró una religión denominada cristianismo que logró expandirse más, pero que distorsiona lo prometido por Dios al pueblo de Israel, la llegada del gran Mesías, hijo de Dios. Con respecto al islamismo, comparte los mismos textos sagrados con los que el judaísmo explica la creación de Dios y relata los primeros pasos de la humanidad. Todo lo relatado después y que es considerado sagrado, viene de las palabras de un hombre, un ser mortal que, a diferencia de los verdaderos profetas, no demostró ningún tipo de conexión con Dios. El pueblo judío en todo el mundo espera ansioso la llegada del hijo de Dios, tal como él lo promete en los textos sagrados. Es él quien liberará a los judíos de todas las injusticias del mundo y pondrá fin a su sufrimiento, para después retornar al paraíso y vivir en plenitud.

8 Jul 2019