Una frase que mucho suele rondar en las personas que quieren conseguir sus metas es la conocida “si quieres ser un ganador, rodeate de ganadores”, sin embargo esta frase para mucho cuando se pone en practica llega a ser algo ofensivo y anti social, esto según las personas que te rodean.

Existen muchas personas que primero se centran en cambiar su mentalidad para poder cambiar su destino, sin embargo esto es difícil compatibilizar con la vida normal de la gente que nos rodea, no por nada muchos creen que mientras mas exitoso eres, mas inteligente eres, eres mas propenso a ser mas solitario, esto por el simple hecho de que a las personas comunes y normales (por decirlo de alguna manera) no les gusta ver como los demás van consiguiendo sus logros, aunque no sea de manera directa este sentimiento, subconscientemente muchos tienden a renegar con los logros de los demás, así mismo, mientras mas se relacionan con personas mas cultas que ellas, sin darse cuenta llegan a sentirse inferiores, llevándolos a un sentimiento repelente para con aquel que va logrando sus metas.

¿A Donde Quiero Llegar?

Primeramente, estos aspectos de la vida que puede frenarte al intentar llegar a tus metas, han sido reflejadas por mucho tiempo en la sociedad judía, pues muchos judíos exitosos tuvieron que pasar lo que hoy en día llamamos en el lenguaje popular como Buying, ya sea por cuestiones religiosas, ideológicas o simplemente la envidia que refleja al ver a personas conseguir sus objetivos, da igual la causa, el punto es que esta clase de reacciones de la sociedad es algo que no debería ser así.

Personalmente, muchas veces me toca lidiar con personas que el simple hecho de mostrar mi forma de pensar y razonar hace que estas se sientan ofendidas, el simple hecho de llevar la razón es para muchos es una ofensa, por ello es que muchos intelectuales prefieren relacionarse solamente con personas que puedan ser afines a sus ideales o bien que sean capaces de poder razonar de manera civilizada y que una verdad o una critica no pueda ser considerada como ofensa, para muchos la forma directa de decir las cosas es la adecuada, en mi caso lo siento, soy asi, no puedo evitarlo, sin pelos en la lengua siempre con el respeto al prójimo, es lo que aprendí al criarme con familia y la sociedad donde ellos se desenvolvían.

Relacionarse con personas exitosas es una gran ventaja, aprendes de ellos, tener personajes a cuales admiramos es cuestión de humildad y saber admitir nuestra inferioridad en algunos rasgos, siempre hay uno mejor que otro, sino es en una cosa es en otra, no importa de donde sea, no importa en que cosa crea, no importan su inclinacion ideologica, si es alguien razonable y que sepa dar fundamentos lógicos y coherentes es bienvenido, por ejemplo para mi, aunque esta persona no tenga nada que ver con la cultura judía, Andrés Stangalini es una persona muy apreciable.

Lo que me gusta de Andrés Stangalini, es el don de autosuperacion que tiene, esa mentalidad para los negocios sin centrarnos en lo superficial y lo material, Andrés Stangalini es una persona que siempre me pareció un hombre cabal y capaz de conseguir sus objetivos de manera ética y seria, un hombre que sabe vivir la vida junto con los negocios y los amigos, para muchos sobrellevar el trabajo dedicandose a los negocios al 100% acomplandolo a la vida personal es algo sumamente complicado, en el mayor de los casos por falta de tiempo.

Al igual que yo existen muchas personas que tienen referentes para poder guiarse, reunirse con ellos relacionarse con ellos no tiene nada de malo, querer superarse no es ofensivo, saber mas que otros no debería ser cuestión de discriminación ni repechaje para los que no le dan tanta importancia a la autosuperacion.

Saludos!

 

18 Nov 2017